miércoles, 20 de marzo de 2013

Cuadro Familia de Sole.






No sé por qué lo pinté en su mayoría amarillo y como sé que los colores simbolizan algo en los mandalas y a Sole le encantan, busqué lo que significaba:

EL AMARILLO:

Es el color de las EMOCIONES: Energía vital, Brillo y poder. Se conecta con el tercer chakra, relacionado con el plexo solar. Dependen el estómago, hígado, pancreas, riñones y bazo. Este punto o espacio concentra las relaciones emocionales con los demás, aquí convergen muchas vías nerviosas.
Cuantas veces sentimos como un gran nudo en este lugar del cuerpo, incluso a veces llegamos a decir que nos duele el estómago y no es siempre el culpable, sino son las emociones.
El oro o dorado habla de sabiduría antigua y el amarillo refleja al intelecto, las cosas aprendidas ahora.
Nuestro centro o nuestra identidad se encuentra cerca del ombligo, este es el lugar de nuestros recuerdos lejanos, nuestra reserva de energía. Aquí
convergen cuerpo, espíritu y alma. Supongo que es difícil de entender, pero intuimos que hay que proteger mucho este centro de luz amarilla y dorada.
El color amarillo nos ayuda a equilibrar nuestras emociones y al lograrlo podemos brillar. Estimula la capacidad mental y ayuda a concentrarnos.
Al funcionar correctamente nuestro centro de energía, encontramos equilibrio y libertad. Es allí donde todo sucede, la emoción filtra nuestros sentimientos, pensamientos y acciones.
Trabaja con la voluntad( color cálido primario) y al lograr el equilibrio de las emociones encontramos la liberta verdadera. En cambio cuando no estamos equilibrados las emociones tienen el dominio de nuestro ser. El chakra del plexo solar representa nuestro Sol. Aquí absorbemos la energía del Sol, que entre otras funciones tiene la de alimentar nuestro cuerpo etérico, nutriendo también de vitalidad al cuerpo físico y sosteniéndolo. En el tercer chakra entramos en una relación activa con las cosas del mundo y con las demás personas. Es la zona desde la que fluye hacia fuera nuestra energía emocional. Nuestras relaciones interpersonales, simpatías y antipatías, y la capacidad de establecer vínculos emocionales duraderos, son ampliamente gobernados desde este centro.
Para el hombre el tercer chakra es el asiento de la personalidad. Es el lugar en el que encuentra su identificación social y trata de confirmarse a sí mismo mediante la fuerza personal, la voluntad de rendimiento y la aspiración de poder, o mediante la adaptación a las normas sociales.
El amarillo simboliza la luz del sol. Representa la alegría, la felicidad, la inteligencia y la energía. El amarillo sugiere el efecto de entrar en calor, provoca alegría, estimula la actividad mental y genera energía muscular.










0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Blog Template by YummyLolly.com